Biografía

Patricio Zapata

Candidato Constituyente por las comunas de Ñuñoa, Providencia, Santiago, San Joaquín, Macul, La Granja

Sus ideas

Zapata cree que la Nueva Constitución debe ser la Casa de Todos y Todas, que su elaboración debe ser participativa y que no puede ser la imposición de un grupo sobre otro.

La nueva Constitución debe tener como fundamento esencial la dignidad de las personas y tiene que establecer un Estado respetuoso de los Derechos Humanos.

Chile necesita un “Estado social” que promueva el bien común.

Una nueva Constitución que con los “derechos clásicos”; libertad de expresión, libertad de enseñanza, libertad religiosa y derecho de propiedad.

Con un reconocimiento robusto a “derechos sociales” como educación, salud, pensiones para la vejez, vivienda, trabajo y al agua.

La nueva Constitución debe asegurar la efectiva igualdad entre mujeres y hombres.

Se debe hacer justicia a nuestros Pueblos Originarios.  

El Estado debe garantizar el derecho de las personas a la seguridad frente al delito, la violencia y el narcotráfico.

Por qué votar por él

Algunos candidatos de los que hoy prometen nuevos derechos se opusieron hasta ayer a la idea de una nueva Constitución. Otros, nunca se preocuparon del tema constitucional y ahora aparecen con sorprendente entusiasmo. Hay gente, por otro lado, que se pasa la vida hablando de los cambios, pero no sabe cómo hacerlos.

Patricio Zapata ha sido partidario de una Nueva Constitución por más de diez años y quiere asegurarse que el cambio realmente ocurra.  A Zapata, igual que a usted, le importan los cambios bien hechos. Los que duran en el tiempo. Los cambios se logran sumando y no dividiendo; escuchando y no imponiendo.

Concordar una nueva Constitución no va a ser tarea sencilla. Hay fuerzas reaccionarias que van a tratar de frenar todos los cambios. Y están los radicalizados que querrán imponer a rajatabla su propio modelo.

Patricio Zapata tiene que estar en la Convención porque él tiene las convicciones, los conocimientos y la experiencia que se necesitan para liderar la construcción de un gran acuerdo constitucional.

Principales hitos

1987

Presidente de la FEUC

Fue elegido presidente de la Federación de Estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Chile (FEUC), tras vencer al representante del gremialismo, el excandidato presidencial, José Antonio Kast.

1995

Docente Derecho Constitucional

Desde 1995 imparte docencia en la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile y fue Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Andrés Bello y de las Américas.

2016

Presidente Consejo de Observadores

Fue elegido por la Presidente Bachelet, para encabezar el Consejo Ciudadano de Observadores del inédito proceso constituyente convocado en 2016.

2020

Casa de Todos y Todas

Patricio Zapata reeditó su libro «La Casa de Todos y Todas», que refleja cómo debería ser la nueva Constitución.

1987

Presidente de la FEUC

Fue elegido presidente de la Federación de Estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Chile (FEUC), tras vencer al representante del gremialismo, el excandidato presidencial, José Antonio Kast.

1995

Docente Derecho Constitucional

Desde 1995 imparte docencia en la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile y fue Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Andrés Bello y de las Américas.

2016

Presidente Consejo Observadores

Fue elegido por la Presidente Bachelet, para encabezar el Consejo Ciudadano de Observadores del inédito proceso constituyente convocado en 2016

2020

Casa de Todos y Todas

Patricio Zapata reeditó su libro "La Casa de Todos y Todas", que refleja cómo debería ser la nueva Constitución,

Su historia

Patricio Zapata Larraín es profesor de Derecho Constitucional, abogado y magíster en Ciencia Política de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Es, además, máster en Derecho por la Universidad de Harvard, Estados Unidos. Es militante del Partido Demócrata Cristiano. En 1987 fue elegido presidente de la Federación de Estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Chile (FEUC), tras vencer al representante del gremialismo, el excandidato presidencial, José Antonio Kast. Trabajó en el Ministerio Secretaría General de la Presidencia bajo los gobiernos de Patricio Aylwin y Eduardo Frei Ruiz-Tagle, llegando a ser Jefe de la División de Relaciones Políticas e Institucionales. Luego de salir del gobierno en los noventas, Patricio se volcó a la vida académica y profesional. Es autor de diversos libros sobre el Tribunal Constitucional y decenas de artículos sobre temas de Derecho Público. Desde 1995 imparte docencia en la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile y fue Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Andrés Bello y de las Américas. Ejerce profesionalmente asesorando sobre temas constitucionales y administrativos, litigando ante los tribunales y elaborando informes en derecho y opiniones legales para empresas privadas y organismos públicos. También ha sido columnista regular de El Mercurio y de la Tercera, panelista estable en el principal programa político en radio Cooperativa.
Su trabajo y experiencia lo llevó a ser elegido, por la Presidente Bachelet, para encabezar el Consejo Ciudadano de Observadores del inédito proceso constituyente convocado en 2016, que sistematizó más de 90 mil consultas individuales, casi 8 mil encuentros locales autoconvocados, más de 650 mesas de cabildos provinciales y casi 500 mesas de cabildos regionales. En este proceso participaron 204.402 personas para discutir cómo debería ser la nueva Constitución. Al finalizar el trabajo del Consejo Ciudadano de Observadores, la Presidenta Bachelet envió al Congreso Nacional un proyecto de Nueva Constitución, con las propuestas de quienes participaron. Aunque aquel tránsito a una nueva carta magna, por desgracia quedó congelado con el cambio de gobierno, aunque esta exigencia ciudadana volvería a emerger en el «estallido social» de 2019. En 2020, Patricio Zapata reeditó su libro «La Casa de Todos y Todas», que refleja cómo debería ser la nueva Constitución, reconociendo al Chile real, cuya alma sea la dignidad de la sociedad chilena en su conjunto, con un respeto irrestricto de los derechos humanos.